11.10.2006

El Fan


Siempre he considerado al fanatismo como el principio de la decadencia humana. El simple hecho de llegar a pensar en morir por estar cerca de una celebridad está fuera de mi concepción del valor de la vida. Esto no quiere decir que he dejado de admirar a ciertas personas por sus talentos o su capacidad de hacer cosas que yo difícilmente podría lograr. Talentos que difícilmente me llevarían más lejos de cantar en la regadera, del bailongo en las bodas o de ambas en una noche de kareoke con varios tequilas encima.

El fanatismo puede llegar a tal extremo que las personas que sufren de este síndrome se mimetizan con el personaje alabado. Así las celebridades se ven reflejados en miles de personas igualitas a ellos pero como de un mundo bizarro. Lo último que nos hacía falta en este país son miles de copias de Paulina Rubio con diferentes acentos y tallas.
Otra de las características de este síndrome que no entiendo, es el concepto de ser tocado. Las personas pueden pasar días e inclusive semanas sin lavarse la mano, el brazo o el pelo por que fueron tocados por la estrella que roba su individualidad. Como si de alguna forma el tacto los hiciera más cercanos o sirviera de memoria fotográfica del mágico momento en el que la personalidad se digno a escogerte de entre miles de personas para regalarte un insípido segundo de su atención.
Dicho todo lo anterior y con gran repudio a ser esclavizado por una conducta como esta, tengo que confesar que me declaro un gran fanático pero de los mexicanos. Y soy fanático por miles de cosas pero sobretodo por llevar todo al extremo y por tener la capacidad de admirar casi cualquier cosa.
Nadie...

3 comments:

Yescheva said...

Cuanta razón tienes, y no solo en este post. Pero creo q todos admiramos y nos volvemos fans a tal grado de idolatrar cualquier cosa que nos cause satisfacción.

Atte
Yescheva

Soldado.M said...

QUE EL MUNDO CAMBIE Y YO SIGA MI IDEAL , NO HAY DUDA NINGUNA LO QUE ESTA BIEN SIEMPRE ESTARA FIEL HASTA EL FINAL A MI LIBERTAD,!!!!

Dirty Mind said...

Ay.. pintaba para muy buen post, lamentablemente el último párrafo rompió con todo.
suerte para la próxima